Navigation Menu

A cada problema de tus ojos... una solución de belleza fácil



Tus ojos no son perfectos, tienen algunas peculiaridades que merece la pena corregir. La buena noticia es que todos los problemas que puedas tener tienen una solución, algunas son de de carácter cosmético y en otros casos recurriremos a remedios naturales. Si llevas gafas, tenlo muy en cuenta, también puedes aplicarte el maquillaje que más te favorezca. Veamos:

Ojeras: son antiésteticas. En general pueden ser genéticas o hereditarias, pero también pueden aparecer a consecuencia de haber dormido mal o pocas horas, por enfermedad, como por ejemplo por mal funcionamiento renal. Para prevenirlas lo mejor es dormir mucho, se aconsejan 8 horas diarias, por lo menos 7 horas. Es la mejor cura de belleza.
Remedios caseros: aplícate sobre las ojeras gasitas mojadas en leche o bien mojadas en agua helada. Para acabar con la coloración oscura de los párpados inferiores va muy bien aplicar una rodaja de patata lavada sobre cada ojo.
Maquillaje: utiliza un buen antiojeras.

Bolsas: como las ojeras también se heredan. Si no consigues mitigarlas de forma natural siempre puedes recurrir a la cirugía.
Remedios caseros: aplica sobre ellas compresas de manzanilla (infusión), o de agua de rosas. También podemos hacer un preparado a base de huevo batido y glicerina, a partes iguales, y aplicar sobre las bolsas. Lo dejamos secar y actuar durante 15 minutos, a continuación lo retiramos con agua tibia. Si lo que queremos es reducir la hinchazón de los párpados, lo mejor es disolver un puñado de sal gruesa en agua caliente. Aplicarlo en forma de compresas durante 5-10 minutos.
Maquillaje: te aconsejamos emplear a diario una buena crema para el contorno de ojos.

Ojos rojos: pueden estar provocados por haber dormido poco, por un alergia o por una anomalía congénita. El humo del tabaco y el alcohol también los favorecen. Lo mejor es consultar con tu oculista, porque existen colirios que corrigen este tipo de problemas de forma sencilla.
Remedios caseros: evita los ambientes con humo o muy cerrados, la luz escasa y el exceso de alcohol. Antes de acostarte, aplícate unas compresas empapadas en manzanilla (infusión).

Ojos inflamados: en caso de ojos llorosos, que pican... podrían ser síntomas de una conjuntivitis. Acude de inmediato al especialista. Procura no restregártelos.
Remedios caseros: recurre al pepino. Unas rodajas de esta hortaliza dispuestas sobre los ojos alivian mucho. Se aconseja dejarlas al menos un cuarto de hora, para que sean efectivas. Mejor si te tumbas en una cama, en la habitación a oscuras. En caso de confirmarse la conjuntivitis van muy bien las compresas empapadas en agua con sal o en manzanilla (infusión), para calmar las molestias. El médico lo más seguro es que disponga un tratamiento con antibiótico en gotas.

Orzuelos: suelen ser contagiosos y resultan muy molestos y dolorosos. Lo esencial es mantener una buena higiene.
Remedios caseros: disponer sobre ellos una gasa empapada en agua hervida y tibia.

Eczema en los párpados: suelen indicar un caso de alergia a algún producto cosmético o bien que no nos desmaquillamos de la forma adecuada. La solución es dejar de maquillarse durante unos días, hasta que remita totalmente.
Maquillaje: En ese caso tendremos que comprar sólo productos hipoalergénicos.

Maquillada y guapa... también con gafas

Las chicas con gafas también pueden lucir guapísimas. No debes asustarte si eres miope o tienes hipermetropía... Hay soluciones estéticas que te sacarán el mejor partido.

-Si eres miope: ponte gafas de montura clara. Renuncia a utilizar colores que hagan tus ojos más pequeños, como por ejemplo las líneas o rayas con kohl, sobre el borde del párpado.
Maquillaje aconsejado: renuncia a las sombras anaranjadas o salmón y en general a las sombras oscuras. Elige sombras claritas. Y descarta el kohl. Aplica el maquillaje de los ojos desde el ángulo interior del ojo hacia la mitad y hacia arriba. En cuanto a las pestañas, imprescindible que vayan muy, muy maquilladas.

-Si eres hipermétrope: tus gafas te harán los ojos excesivamente grandes. Por tanto lo mejor es emplear un maquillaje discreto. Hay que evitar los colores brillantes y demasiado chillones. Te aconsejamos tonos rosas, grises y marrones. Maquilla el ángulo interno del ojo en tonos sombras claros. Desde la mitad del ojo hacia afuera con sombras neutras¿Te gusta darte la raya? En ese caso dátela más bien fina y en color marrón o negro. Las rayas gruesas no te favorecen nada.

-El colorete: ¿dónde aplicarlo si llevamos gafas? En ambos casos, sobre el pómulo, justo debajo de las monturas y en dirección a las sienes (como hacemos si no llevamos gafas).

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana