Navigation Menu

Lissea Spray termo-protector alisante



Spray alisante termo-protector específico para planchas, sin aclarado. (Protección excepcional 220º C)

Ofrece toda la ligereza de una textura spray, para proteger la fibra capilar de las agresiones térmicas de la plancha hasta 220°C y optimiza un alisado de larga duración gracias a su efecto antihumedad.
  • Sin aclarado
  • Plancha alisado
  • Protección excepcional 220º C
  • Cuidado exprés
  • Cuidado específico planchas
  • Protección contra el calor
  • Específico planchas sin aclarado.
    • Spray de 150 ml.
    • PVP rec: 16,60 €

Consejos de utilización

  • Vaporizar sobre el cabello escurrido o seco. No aclarar.
  • Secar previamente con el secador y después peinar con la plancha para alisar.



Emilia Martín nos ha demostrado que utilizar la plancha no daña nuestro cabello si está debidamente protegido, con el spray térmico Lissea, tanto para conseguir una melena lisa, como para conseguir darle volumen o bien hacerle ondas y bucles, como en las fotografías superiores.

Eficacia probada:

  • Mayor facilidad del uso de la plancha: 97 %
  • Mantiene el alisado en condiciones de humedad: 87 %
  • Cabello sin electricidad estática: 81 %
  • Cabello brillante: 97 %
  • Cabello suave y ligero: 87 %

    ¿Cuáles son las causas del cabello indisciplinado?

    La estilisma, Emilia Martín, nos aconseja.
    -Traumatismos mecánicos:
     
    Brushings, secador demasiado caliente, tenaza para alisar, cepillados violentos… se utilizan para facilitar el alisado pero resecan y dañan el cabello cada vez que se aplican. Hacen que las escamas de la cutícula se levanten,pudiendo incluso exponer el núcleo del cabello.

    -Desequilibrios provocados por el medio ambiente:
     
    Sol, viento, agua del mar o de la piscina, contaminación… Los rayos UV emitidos por el sol degradan la queratina de la cutícula y del córtex. Al final la fibra capilar se reseca.

    -Traumatismos químicos:
     
    Están relacionados con los alisados (brasileños, japonés…), desrizados, permanentes, coloraciones, uso de productos no adaptados... Incluso pueden llegar a modificar la estructura interna del cabello.
    En resumen, existe el cabello indisciplinado por naturaleza (rizado, ondulado, voluminoso o seco) y otro tipo que solo se vuelve indomable en función de las condiciones externas adversas.

    Hoy, el denominador común es la falta de tiempo, pero no por ello se descuida la apariencia sino que se demandan cuidados sencillos de aplicar y prácticos.

    El recurso más frecuente para dominar el cabello indisciplinado es usar tenacillas, secadores y planchas para alisar. Cuando se trata de un cabello extremo o no se tiene tiempo se recurren a técnicas de alisados permanentes, pero cuidado con su reiteración.



     


0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana