Navigation Menu

La nueva colección de tocados de Pablo y Mayaya... la inspira Schweppes Limón Dry





Pablo y Mayaya, los sombrereros de confianza de la Princesa de Asturias, presentan una línea de diez tocados inspirados en la organolepsia y el carácter adulto y trasgresor del nuevo Schweppes Limón Dry, un limón seco, elegante e intenso en matices ideado para el público más cosmopolita


Madrid, mayo de 2013.- Moda y gastronomía vuelven a unirse, esta vez, de la mano de los diseñadores vallisoletanos Pablo Merino y Mayaya Cebrián, una pareja en lo sentimental y en lo profesional que lleva más de  20 años confeccionando sombreros de manera artesanal. Sus piezas, elegantes e imaginativas, han vestido a figuras de la talla de Nieves Álvarez, Laura Ponte o la mismísima Doña Letizia y a lo largo de su dilatada trayectoria han colaborado estrechamente con diseñadores de primer nivel como Andrés Sardá, Ángel Schlesser o Ion Fitz. Ahora, Pablo y Mayaya se atreven con una nueva colección de tocados absolutamente rompedores y sorprendentes inspirados en el primer refresco pensado para el público adulto: el nuevo Schweppes Limón Dry, un limón amargo con la intensidad en matices de la corteza del limón y con un final astringente que aporta el toque de quinina que contiene.

Únicas y artesanales

La colección “Limón Dry” de Pablo y Mayaya se compone de diez piezas únicas y 100% artesanales para cuyo diseño han partido de lo más básico (los ingredientes con que se elabora y los envases en que se presenta) a lo más abstracto (las emociones que provoca su degustación), pasando por toda la riqueza  de sabores y aromas del nuevo Schweppes Limón Dry. Así, la primera pieza de la colección es un sombrero clásico modelo trilby con las texturas y formas propias del limón y el elegante color turquesa empleado en la botella y la lata, mientras que la segunda, un modelo de sombrero asociado al lujo, está compuesta por dos chisteras pequeñas, en alegoría a la lata, con efectos de vinilo que sugieren el cristal de la botella. Todo ello con matices metalizados y delicados velos que provocan la sensación de frescor y la sensualidad del refresco.




La explosión cítrica de su cata viene representada a través de originales composiciones que juegan con distintas tonalidades de amarillos, verdes y turquesas, agresivas formas y volúmenes, texturas de tules y transparencias y elementos alegóricos como chispitas amarillas para simbolizar la ralladura de limón, plumas salvajes de intensidad sápida o cristales Swarovski en alusión a los hielos con que se sirve. Piezas entre las que destacan, por ejemplo, una gran pamela amarilla, máxima expresión del equilibrio perfecto entre color, textura y sabor del Limón Dry, el ojo que sugiere, provoca y brilla como el refresco o un elegante tocado de redecilla negra en alusión al marco de presentación en sociedad de la nueva referencia de Schweppes: el Mutua Madrid Open 2013.



0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana