lunes, 17 de junio de 2013

Con Clarins, la vida es más bella


Hoy vamos a hablarte de "Los Valores de Clarins" una firma que conocemos bien...






Desde 1954 Clarins desarrolla una visión pionera de la belleza. Se ha convertido en una marca cosmética vanguardista y comprometida. Fue la primera en reivindicar la belleza a través de las plantas, un enfoque revolucionario que sentó las bases de la aromaterapia moderna.

Su lema siempre ha sido y es: “Hacer más, hacerlo mejor y disfrutar haciéndolo”, Para conseguirlo sus armas son: “curiosidad, enfoque científico y respeto al prójimo”.



Jacques Courtin-Clarins, fundador y precursor de esta visión holística, concibió la marca con la convicción de que estética, salud y bienestar forman un todo. Supuso una revolución en el tratamiento de la belleza. Hoy, más de 3000  esteticistas en todo el mundo aplican su célebre método, unas técnicas únicas de masaje desarrolladas por él.

Sus primeros tratamientos, los aceites para el cuidado del cuerpo y del rostro formulados con extractos de plantas naturales al 100% siguen siendo hoy “unos imprescindibles” de la marca. Jacques Courtin-Clarins perfeccionaba las fórmulas merced a las observaciones de sus clientas. Todavía hoy cada envase incluye las tres herramientas básicas de la casa: una tarjeta de la consumidora, un manual de instrucciones y un texto impreso que resume la filosofía de la firma: “un producto debe decir lo que hace”.

En 1974 Clarins crea su división internacional; hoy la marca está presente en más de 160 países y desde 1990, sus tratamientos ocupan el puesto nº1 en Europa.

Christian Courtin-Clarins.

 Los dos hijos del fundador, Christian (artífice de la expansión mundial y del desarrollo sostenible) y Olivier (Director General y responsable científico del grupo), contribuyen a afianzar la voluntad de independencia, calidad, seguridad y eficacia de esta empresa familiar francesa de dimensión mundial.

Olivier Courtin-Clarins.


 Las plantas han sido siempre su seña de identidad: más de 250 extractos forman parte de la composición de los productos. Hoy se busca la sinergia entre ciencia y naturaleza, pero siempre respetando una regla absoluta: entre un ingrediente sintético y una planta de eficacia equivalente, Clarins siempre elegirá la planta.

INNOVACIÓN Y EFICACIA

En 1976, Jacques Courtin-Clarins estableció un nuevo compromiso: “No lanzaremos nada que no sea útil para la cosmética”, una máxima que continúa vigente… Innovación constante, investigación pionera y atención extrema siguen siendo las reglas básicas de la marca. Sus laboratorios controlan más de 4.000 materias primas al año, verificando la estabilidad, eficacia, tolerancia y seguridad de cada fórmula.

Desde dentro,  se vela por el respeto y la buena gestión medioambiental de las fábricas. Los proveedores de materias primas deben cumplimentar un estricto formulario que informe sobre el origen, métodos de producción, cosecha, transformación, transporte y convenios de comercio justo..

Productos emblemáticos con texturas placenteras como “Crème Multi-Régénérante”, “Double Sèrum®”, “Eau Dynamisante”, “Baume Beauté Eclair “ siguen estando entre los tops. La lista de los indispensables Clarins sigue creciendo cada día.

Respeto es la palabra que mejor define a la marca. Se adapta a sus planteamientos éticos: preservar la biodiversidad, trabajar por un mundo mejor respetando la naturaleza, luchar contra la pobreza comprando las materias primas según las reglas del comercio justo y financiar proyectos de interés humanitario.

Esta comprobado. Con Clarins, la vida es más bella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada