Navigation Menu

Los casados practican más sexo que los solteros


El sexo entre parejas estables es más satisfactorio ya que aumenta la pasión, la comunicación y la experimentación

Los casados tienen mayor facilidad para incorporar nuevos elementos en sus relaciones sexuales, como geles estimulantes

Barcelona, 18 de marzo de 2014.-  Las parejas estables y que conviven practican más sexo que las solteros. Es la conclusión que se desprende de un estudio realizado por la Universidad de Nueva York tras más de cinco años de investigación. Las conclusiones del tema, que se dieron a conocer en la revista Science Jornal, plantearon también que la pasión aumenta con el matrimonio o vida en común y que la felicidad se inclina más en el ámbito de la pareja estable que en el de los solteros.

Las parejas estables se comunican y experimentan más


Existe la creencia de que una vez que te casas o vives en pareja el sexo se vuelve rutinario y disminuye su frecuencia. Sin embargo, el estudio demuestra que el 45,8% de las personas con pareja estable practica sexo entre 2 y 3 veces por semana mientras que sólo el 8% de los solteros iguala esta cifra.

Sólo el 1% de los hombres, y el 3% de las mujeres casados, encuestados aseguraron no haber tenido sexo en el último año. Si comparamos esto con el porcentaje de hombres solteros que reportan no haber tenido sexo en el último año (23%) y de mujeres (32%) podemos ver claramente que las personas con pareja estable tienen relaciones con mucha más frecuencia. 

Cómo aumentar la pasión con más comunicación y experimentación


El hecho de que las parejas casadas practiquen más sexo se puede deber a muchos factores, por ejemplo, vivir en la misma casa donde se tiene acceso regular a la pareja es uno de ellos. Sin embargo, una de las claves según los expertos es que las parejas estables hablan más sobre sexo y, por tanto, experimentan más. En este sentido, según la Carme Sánchez, sexóloga y psicóloga clínica y asesora de Durex, “las parejas casadas o que viven juntas hablan más de sexo, se comunican más y esto las lleva a experimentar más frecuentemente. Los geles estimulantes son un ejemplo, han pasado de ser utilizados para minimizar efectos negativos relacionados con los genitales y la sexualidad, a ser incorporados como elementos lúdicos en la actividad sexual porque estimulan la imaginación, animan al juego y ofrecen nuevas sensaciones… en definitiva, porque aumentan el placer y la intimidad de la pareja”.

Según Sánchez: “Las parejas estables incorporan estos elementos con mayor facilidad ya que el solo hecho de decidir incorporarlos hace que la actividad sexual se enriquezca ya que denota una predisposición activa que es clave para disfrutar. La utilización de un gel estimulante puede suponer un cambio total, dará el toque excitante al sexo habitual, proporcionará un tacto más sensitivo y añadirá diversidad y variedad a las prácticas sexuales”.

Tal vez te interese también:



Cocina para enamorar y enamorarse, con ingredientes que favorecen la sensualidad... y mucho amor 

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana