Navigation Menu

Maquillaje perfecto… trucos que resaltan tu belleza


Consigue un rostro de cine, con el maquillaje justo, con las sombras que resaltan tus cualidades, matiza por aquí, camufla por allá… y ¡zas! Así estás mucho más guapa. Antes que nada, debes mirarte al espejo, con la cara limpia y preparada para el maquillaje.

Lo primero, te lo hemos anticipado ya… obsérvate a fondo, desde la frente a la la barbilla. Analiza todos los pormenores, tus pormenores, tus señas de identidad. Y ahora… toca sacar conclusiones. ¿Cuáles son tus puntos flacos? ¿Qué virtudes quieres potenciar o sublimar? Después actúa en consecuencia, palmo a palmo. Rasgo a rasgo. ¡Sácate todo el partido! En www.adoronews te mostramos cómo hacerlo.

El rostro

El primer ritual que debemos establecer es el de la limpieza. Lo primero siempre es limpiar. La cara es como un lienzo, una obra de arte… antes de pensar en el maquillaje hay que limpiar muy bien nuestra cara. Y es esencial limpiarla cada noche. Si la piel no está bien limpia no está dispuesta para recibir nuestro maquillaje. Después de la limpieza ya sabes, un buen tónico. En este sentido te recordamos el Método de Desmaquillaje Clarins

La base



Debe ser siempre del mismo tono de la piel o medio tono más claro, nunca más oscura del tono de la piel.

El corrector

Lo aplicamos en las zonas que necesitan luz. En realidad es un iluminador donde lo necesitamos. Aplicar un tono blanco rosado en los ojos y en las ojeras un toque de amarillos si tenemos que ocultar bolsas moradas. Cuidado también con el blanco rosado con el morado porque el efecto da gris… por tanto no usar ese tono si tenemos  las ojeras moradas. En ese caso hay que darlo en el hueso afuera de los ojos, nunca sobre las ojeras.


Los ojos

 

Maybelline NY-Gato.

 

  • ¿Me van los marrones? ¿Los grises? ¿Los azules?... Si no sabes qué color de sombra te va opta por tonos suaves: rosados, beiges, grises, azules grisáceos o verdes azulados.
  • Elige el color de sombra de ojos que más te guste… pero de vez en cuando prueba otros colores y combinaciones. No te pintes siempre del mismo modo. Juega a variar, puedes descubrir que te gustan o favorecen otros tonos.
  • No emplees colores demasiado agresivos, porque endurecen las facciones. 


  • Si tienes arruguitas en los párpados, emplea tonos mates y oscuros, nada de colores brillantes.
  • Hay sombras en polvo, en crema o líquidas. Las primeras se aplican con facilidad pero no debes restregarte en ningún caso, si lo hicieses debes retocarte de nuevo (llevarla en el bolso). Las sombras en crema se aplican con las yemas de los dedos, pero no son aconsejables si los párpados están algo caídos, porque se acumula en los bordes de las arrugas. Las líquidas son más estables, pero son más difíciles de aplicar, dado que se secan demasiado rápido.
  • Aplícate un lápiz de sombras, los tienes blandos y duros, de todos los tonos. Con ellos puedes darte una línea gruesa sobre las pestañas o bien hacer un trazo sobre el párpado y difuminarlo con la yema de los dedos. 


  • Pintar el interior del párpado, con una gruesa línea negra achica bastante los ojos. Aquellas que los tengan más bien pequeños es mejor que se den la raya sobre el párpado superior.
  • No obstante si te gusta emplear el perfilador kajal para el borde del ojo... Te interesa saber que el de color negro es perfecto para los ojos oscuros. Si tus ojos son claros (verdes, azules, ámbar…) encuentras tonos azules, marrones, amarillos o incluso blancos.
  • Si quieres dar algo de brillo a tus ojos utiliza un perfilador dorado o plateado sólo en la parte externa del ojo, nunca en el interior del párpado (para evitar irritaciones de los ojos, con los componentes de estos lápices). 


  • El rimmel es esencial para resaltar la belleza de tus ojos. Es preferible prescindir de la sombra de ojos que del rimmel. Las pestañas demasiado claras podrían teñirse en un centro de belleza (consulta antes) cada cierto tiempo.
  • Para corregir errores, ten a mano unos bastoncillos de algodón. Aplica la máscara desde el interior al exterior de la pestaña.
  • Antes de darte rimmel en las pestañas cepíllalas de abajo hacia arriba con un cepillito seco y sin ningún producto. Después procede a aplicar la máscara de pestañas, del color elegido: negro, marrón, marino… 




  • Aplica un poco de brillo debajo de la ceja, es un buen truco. Puedes dar un poco del brillo de labios y difuminarlo con los dedos. Agranda los ojos y los hace más expresivos. Son preferibles los brillos claros y es esencial que los difumines muy bien.
  • Cuida tus pestañas: a menudo se caen o vuelven frágiles y se rompen. Acostúmbrate a desmaquillarlas cada noche.
  • Si te resulta difícil aplicar el delineador, te tuerces… lo mejor es cambiarlo por sombras en polvo. Emplea un buen pincel para aplicarlas. 
 

  • En último extremo recurre a las pestañas postizas, en ocasiones especiales, si las tuyas son pobres o muy cortas.
  • A los ojos oscuros, castaños y grandes… les favorecen los tonos rosáceos, lilas y verde mate.
  • A los ojos grises les va perfecta las sombras rosas en la mitad interior del párpado y grisáceas en la otra mitad.
  • Los ojos celestes se resaltan con un perfilador kajal de color azul plateado. 
Los labios



 A la hora de comprar un labial es esencial saber que  no vale probarlo en la mano, como solemos hacer, hay que probarlo en los labios, porque el efecto puede variar. Respecto al color: naranja, rojo, violeta, rosa... depende mucho de nuestro estado de ánimo o de cómo vamos vestidas o de nuestras preferencias. A veces también es una cuestión de modas. Ahora hacer furor los nude y los rosa extra rosa y muy mates. La verdad es que ambos favorecen mucho. Los rojos anaranjados son muy favorecedores, sobre todo para la noche y el verano. Los rojos son siempre muy sensuales... y más atrevidos.

Para dar a los labios un efecto silicona pero natural, o bien algo de luz  hay que empezar por el lado exterior,  insistir en el lado interior y en el centro casi nada de producto, si has leído bien casi nada, porque debe mantenerse una zona luminosa. Un punto de luz en el centro de los labios, nos da más volumen, lo que hemos llamado un efecto silicona natural.

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana