Navigation Menu

Aqualand Maspalomas ofrece las claves de un ocio acuático seguro


  • Como experto en parques de entretenimiento, Aqualand Maspalomas proporciona una serie de consejos para disfrutar de una jornada familiar con total tranquilidad
  • Gracias a sus servicios de vigilancia y a la atenta mirada de sus profesionales, el parque garantiza el bienestar de todos sus visitantes
Gran Canaria, 16  de julio de 2015.- Los parques acuáticos y piscinas son algunos de los lugares preferidos por los españoles para disfrutar de una refrescante y divertida jornada en familia.
Para conseguir que este día se convierta en un auténtico éxito y los recuerdos sean positivos, Aqualand Maspalomas ha preparado una serie de recomendaciones que ayudarán a los visitantes a que sus vacaciones transcurran con total normalidad y tranquilidad.
En primer lugar es muy importante que la familia al completo conozca las normas del parque, especialmente aquellas que hacen referencia a la actividad en torno a las piscinas. Para evitar resbalones o caídas es imprescindible no correr alrededor de ellas, y si los pequeños aún no saben nadar, los flotadores o manguitos resultarán imprescindibles.
Precisamente para garantizar la tranquilidad de sus padres, los niños solo deberían bañarse en los lugares habilitados para ello, donde se encontrarán bajo la supervisión de un equipo de socorristas profesionales, aprendiendo que el respeto al agua es esencial durante sus juegos. 
Para aquellos que no salen de las atracciones en toda la jornada, Aqualand Maspalomas recuerda que las horas centrales del día suelen ser las de mayor incidencia solar, por lo que la crema con factor de protección debe incluirse siempre en la mochila. Su aplicación debe repetirse varias veces a lo largo del día, protegiendo la piel y evitando así molestas quemaduras. 
Y como no todo son toboganes y risas durante la jornada, también es preciso prestar atención a la nutrición. Tras las dos horas de digestión es recomendable entrar poco a poco al agua para que la temperatura corporal se vaya adaptando. Luego ya se podrá disfrutar del tobogán preferido. La hidratación, más allá del agua del parque, es también imprescindible. Parar los juegos durante unos minutos para tomar un refresco o zumo dará energía para todo el día.
Durante los ratos de descanso también es muy recomendable utilizar algún tipo de sombrero y así reducir una exposición directa que pueda provocar malestar.

Inculcar desde pequeños estas recomendaciones a los niños ayudará a que aprendan a disfrutar con mayor seguridad y responsabilidad, garantizando una jornada divertida y cargada de recuerdos.

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana