Navigation Menu

1949-03-30: Isabel García Lucio, iglesia de San Ginés, Madrid



¿Qué mejor novia para empezar mi colección de novias vestidas de blanco que mi madre? No se me ocurre ninguna mejor, ni más guapa... La ceremonia tuvo lugar el 30 de marzo de 1949 en la madrileña iglesia de San Ginés, en pleno centro de Madrid. Por cierto, en esta iglesia fue bautizado Quevedo, también se casó Lope de Vega y en su cripta descansan los restos mortales de Ramón Areces, fundador y propietario de El Corte Inglés.

La novia saliendo del coche, a su llegada a la iglesia de San Ginés.






Isabel García Lucio, mi madre, lleva un precioso velo, sujeto en una corona de flores. El vestido tiene el escote en V, con pliegues delanteros en el pecho y la falda es de capa. El ramo de flores en cascada, a mi  me ha recordado el que lució lady Di en su boda con el príncipe Carlos de Inglaterra. En los ramos en cascada las flores caen hacia abajo imitando la forma de una cascada, para dar sensación de verticalidad. Es el ramo perfecto para novias altas, como en este caso. Suele ir asociado a novias clásicas, que eligen larga cola y velo. El ramo toma un gran protagonismo. En este caso es un ramo espectacular... y no demasiado visto en aquella época.

La novia entrando a la iglesia del brazo de su padrino, Franco González. Detrás, el novio.

La novia con el padrino, seguidos del novio con la madrina.





Los padrinos son Franco González, amigo del novio y como él del pueblo toledano de Chozas de Canales, y Cristina Conde de Juanes, tía de la novia, que vivía en el número 8 de la calle Relatores, un edificio que era propiedad del tío Cayetano (tío de la abuela Lola, uno de los hermanos de su madre, Catalina. Era el que había cuidado de ella cuando se quedó huérfana. Catalina y Cayetano tenían otro hermano, Vicente, que vivía en Casarrubios del Monte, Toledo).

 Momento en que el novio pone el anillo a la novia.

El novio, mi padre, Benjamín Rodríguez Valdés, luce un clásico esmoquin. De esta boda conservo numerosas fotos de algunos momentos de la ceremonia, de los invitados y hasta la invitación de boda.







Cristina Conde, la madrina, los novios; Gonzalo, hermano del novio, Franco, el padrino y Alejandro, tío del novio.

Los novios con algunos de los invitados, las hermanas de la novia Pilar y Cristina (fila superior, segunda y tercera por la izquierda), Adela, la tía Carmen (a la izquierda de la novia), Maribel y Paquita (primas del novio, detrás de él a la derecha), muchas de las féminas conservan todavía el velo, que había que llevar en misa.



En esta imagen, la madre de la novia, la abuela Dolores Lucio (la abuela Lola, a la derecha), con su amiga Emilia Alfaro, dueña de los supermercados Alfaro, a la izquierda en la fotografía. El velo que lleva la novia es "el algo prestado" de una de las mercerías de Emilia, en la Gran Vía.




Iglesia de San Ginés

Está situada en el número 13 de la calle Arenal, el número 8 de la calle de Bordadores, en la Plazuela de San Ginés y el Pasaje de San Ginés, en pleno Madrid de los Austrias. Fue construida a mediados del siglo XVII. Está dedicada al santo francés San Ginés de Arlés.

En la cabecera del templo se localizan tres retablos de estilo neoclásico y factura moderna, al ser la zona más afectada por el incendio que tuvo lugar en 1824. Los colaterales están dedicados a la Virgen de Valvanera, de la Real congregación de naturales y oriundos de La Rioja, con talla atribuida a Pedro Alonso de los Ríos, salvada del incendio, y San José, presidido por una talla relacionada con Juan Adán.


Martirio de San Ginés, de José San Martín.

El altar mayor es obra de Juan Antonio Cuervo, quien se encargó como arquitecto, con el consenso de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la restauración llevada a cabo en 1826; sigue el modelo del que existía antes de ese incendio, que no era ya el retablo barroco proyectado por Francisco Rizi, y lo ocupa el gran cuadro del Martirio de San Ginés firmado por José San Martín, «recreación» del óleo destruido de Rizi, del que la iglesia conserva el boceto.


D. Francisco de Quevedo y Villegas se bautizó en su pila bautismal, D. Felix Lope de Vega y Carpio se casó en esta iglesia y en  su archivo parroquial se encuentra la partida de defunción de D. Tomás Luis de Vitoria, entre otros.


Como curiosidades históricas, mencionar que en el archivo parroquial se conservan las partidas bautismales de la infanta Catalina Micaela, segunda hija de Felipe II, bautizada el 19 de octubre de 1567, y de Francisco de Quevedo (26 de septiembre de 1580); actas matrimoniales de Lope de Vega con Isabel de Urbina (10 de mayo de 1588) y de Francisco Javier de Goya y Bayeu, hijo de Francisco de Goya, que actuó como padrino (8 de julio de 1805); y partidas de defunción del músico Tomás Luis de Victoria y de los pintores Juan Pantoja de la Cruz, Juan van der Hamen, Juan de Espinosa, Juan Bautista Martínez del Mazo y Francisco Herrera el Viejo.

Entre sus obras de arte al pie de la nave destacan, en la capilla bautismal, un lienzo de la Anunciación de Luca Giordiano, copia de un  original de Tiziano conservado en Nápoles. En el costado opuesto, lado de la Epístola, se halla una de las obras maestras de la iglesia (sólo puede admirarse los sábados por la mañana de 11,30 a 12.00 horas), la Expulsión de los mercaderes del templo o Purificación del templo del Greco, última de las versiones sobre este asunto del pintor cretense.


Nota:

Como comentábamos, Ramón Areces, fundador y propietario de El Corte Inglés, fue enterrado el último día del mes de julio de 1989 en la madrileña iglesia de San Ginés, en su cripta, junto a los restos mortales de su esposa, Victoria Dolores González. Su funeral se celebró en la basílica de San Francisco el Grande. 

Los restos mortales se trasladaron desde su domicilio en Puerta de Hierro a la cripta de la iglesia de San Ginés, donde se ofició una misa a la que asistieron las ahijadas de Areces, Alicia y Esther Koplowitz, el presidente de Construcciones y Contratas, Alberto Alcocer, el titular del Banco Central, Alfonso Escámez, el alcalde de Madrid, Agustín Rodríguez Sahagún y el presidente de la COE, José María Cuevas. La iglesia queda muy próxima a algunos de los edificios más céntricos y representativos del gran imperio textil español. Ramón Areces tenía 84 años y estaba considerado como el mayor empresario español y una de las fortunas personales más importantes de España. 

Saber más:


Novias de blanco

1 comentario:

  1. Què idea más bonita, me encanta...

    Una novia guapísima, espectacular el traje, y el ramo me parece muy original y más en esa época.

    ResponderEliminar

Sígueme en @ wild_ana