Navigation Menu

1963-01-16: Elena Gómez Cabrero, parroquia de San Antonio, en Bravo Murillo (Madrid)




Blanca, radiante, feliz... guapísima, iba también esta novia, a la sazón mi suegra. Se casó en pleno invierno, un 16 de enero, en una parroquia, que andando el tiempo se convertiría en la suya propia, porque su domicilio no iba a distar de ella más que unos pocos metros... Por tanto la relación familiar con la misma no ha podido ser mayor, en ella se casaría años después una de sus hijas, y se bautizarían también algunos de sus nietos...




La novia, como podemos observar en la fotografía llevaba un bonito velo, sujeto por un lazo. Y un traje de corte princesa adornado con piel (lapin), en cuello y cola... Con guante corto y zapatos entelados. El ramo de novia tiene forma de bouquet, es pequeño, redondeado... El padrino de bodas fue su padre, Santiago Gómez de Diego y la madrina, su cuñada, Chon Zamora Santos.



Sí... ¿y el novio? Falta por mencionar quién era el novio y, claro está, no podemos olvidarle, era Manolo Zamora Santos, genio y figura. La suya fue una historia de amor de las que tejen sus hilos en el trabajo, una relación que empieza siendo laboral, para continuar su desarrollo en el círculo de amigos y finalizar ante un altar. Ella era secretaria de dirección en Motovespa y él el contable, de la misma empresa... El resto se lo dejaron y se lo dejamos a Cupido.

Elena con su padre y padrino, Santiago Gómez de Diego, saliendo de casa.


La novia entrando al coche.









Como ya hemos adelantado se casaron en Madrid, en la Parroquia de San Antonio de Cuatro Caminos, de los padres Capuchinos, en la Calle de Bravo Murillo, nº 150. La boda estuvo amenizada por las voces de la Escolanía de San Antonio, un regalo del padrino, Santiago Gómez de Diego. Un precioso regalo musical, dado que esta escolanía era muy afamada... Entre otras cosas, amén de su buen hacer (cantaban como los ángeles...), la razón es que en ella estuvo nada más y nada menos que el cantante Raphael. Sí el Raphael que todos conocemos.



Escolanía de San Antonio





Te contamos algo más del tema... Miguel Rafael Martos Sánchez nació en Linares, Jaén, el 5 de mayo de 1943. Cuando el cantante tiene apenas nueves meses sus padres se trasladan a trabajar a Madrid instalándose con toda la familia en un piso en la calle Carolinas, esquina con la calle Bravo Murillo. La madre del pequeño Rafael tenía una bonita voz y él al que apodadaban "Falín", no tardó mucho en imimitarla y pasarse el día cantando. Cuando tenía sólo 5 años la Escolanía de San Antonio estaba buscando una primera voz para el coro. Su hermano Juan, que por aquel entonces era monaguillo en una iglesia cercana se enteró y se presentaron ante el director del coro de San Antonio. Pese a su corta edad le integraron en el colegio de inmediato. Así solventó sus estudios cantando como primera voz del coro de la escolanía de este colegio de padres franciscanos capuchinos, bajo la batuta del añorado Padre Esteban. Muy revoltoso fue expulsado varias veces del mismo y otras tantas veces vuelto a incorporar.





Cuando Rafael cumplió 9 años representó a España con el coro del colegio, en un concurso europeo de escolanías infantiles, el Festival de Salzburgo, que se celebraba cada año en la ciudad natal de Mozart, Salzburgo, Austria. El coró quedó en tercer lugar, pero el pequeño Rafael recibió el premio solista a la mejor voz infantil de Europa, pasando a convertirse en un niño prodigio.








Salida de la iglesia de los padrinos, Chon Zamora Santos, hermana del novio y Santiago Gómez de Diego, padre de la novia, rodeados por integrantes de la Escolanía de San Antonio., en la que once años antes cantaba Raphael.



Chon Zamora Santos, Santiago Gómez de Diego, Manuel Zamora Santos, Carmen Berzal Mateo (cuñada de la novia), Elena Gómez Cabrero, Celestina Cabrero Martín, madre de la novia, y Urbano Gómez Cabrero, hermano de la novia.

Los ya...  marido y mujer.

Carmen Bernal, la novia y su madre, Celestina Cabrero Martín. 


Maruja, amiga de la novia,  Celestina Cabrero Martín, madre de la novia, y Urbano Gómez Cabrero, su hermano.

Manuel Zamora Gómez, padre del novio, los novios, y Pilar, segunda mujer del padre del novio.

Los padrinos a la salida de la iglesia.


Las escolanías suelen solemnizar bodas, primeras comuniones y fiestas patronales, por lo que interpretan generalmente música polifónica religiosa, profana y cantos gregorianos. San Antonio fue fundado en 1948 como colegio-escolanía, bajo la titularidad de los Capuchinos. Benefició a muchas familias de esta barriada del norte de Madrid, gracias a la generosidad de la condesa de Gavia, primera benefactora de San Antonio en los años 40. Hoy esa labor la continúan haciendo organizaciones como Ayuda en Acción y el Club Rotario, así como la Junta Municipal de Tetuán, que contribuyen a mantener su labor docente y social.

Detalle de iniciales en invitación de boda.







Por la tarjeta de bodas sabemos que se casaron a las 12 de la mañana y que tras la ceremonia religiosa sirvieron un lunch en "La Tropical", en la Avenida de Reina Victoria, 8, Madrid. Del banquete también conservamos numerosas fotografías...

Los novios en el coche, camino del banquete de bodas.




"Recuerdame, que recordar... es volver a vivir" es una canción que cantaba mi madre hace años a sus nietos, como nana. Y esto es eso, un bonito recuerdo, que hemos vuelto a vivir.

Tiernas miradas entre padre e hija.


El novio y su hermana y madrina, Chon.


Chon, Antonio Fuentes, Manuel Zamora Gómez y su segunda esposa, Pilar.

Los padres de la novia, Celestina Cabrero Martín y Santiago Gómez de Diego.

Los novios con la tarta nupcial.



The End (mejor dicho, Continuará... porque esta historia de amor, por suerte, continúa).

Saber más:

Novias de blanco

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana