Navigation Menu

Virus Zika... mejor prevenir


Pulsera repelente de mosquitos Mosquitox.


Organización Mundial de la Salud

La presencia de mosquitos y su contacto con el hombre cobra este año 2016 más importancia que nunca. Al molesto problema de las picaduras se suma ahora la posibilidad de contraer el virus Zika, con nefastas consecuencias para las embarazadas. Para su prevención la OMS recomienda la disminución del contacto de las personas con los mosquitos transmisores.

El virus Zika se identificó por primera vez en la selva Zika de Uganda y se sabe que infecta a humanos desde 1952. En los últimos meses se ha producido una expansión mayor de lo habitual por África, América Latina, Asia y las islas del Pacífico. Aunque en los humanos es una enfermedad leve, sí que entraña un riesgo mayor en caso de infectar a mujeres embarazadas. Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explican que este virus tiene una rápida expansión geográfica y prevén que no tardará en alcanzar todos los países del continente americano incluido Europa.

Se transmite por la picadura de las hembras de mosquitos del género de Aedes, sobre todo de Aedes aegypti, el mismo que propaga el dengue o la fiebre amarilla. Aunque no está claro, existen algunas evidencias de que podría contagiarse a través de la placenta o durante el parto. También se ha detectado virus en sangre, saliva, orina, semen y leche materna, pero la transmisión a través de la lactancia, por transfusión o contacto sexual aún está en estudio.

Tras ser introducido el virus en el organismo por el mosquito, comienza el período de incubación (entre 3 y 12 días). Después comienzan a aparecer los síntomas y duran entre 2 y 7 días. Estos síntomas son: fiebre, manchas rojas en la piel, dolor de articulaciones, malestar general, etc… Hasta aquí, podría pasar como una gripe normal, pero la alarma llegó porque las autoridades sanitarias de la Polinesia francesa y Brasil informaron de posibles complicaciones neurológicas debidas a la infección por el virus Zika. Se han registrado un aumento de las infecciones en general y de la cifra de recién nacidos con microcefalia en zonas concretas de los territorios afectados. Aunque no se ha confirmado que la causa sea dicha infección, se siga investigando para demostrar esta evidencia. Hasta el momento no se dispones de vacuna ni existe un tratamiento específico para esta enfermedad infecciosa. Se aconseja a los afectados guardar reposa, dieta ligera, beber líquidos, tomar analgésicos y antitérmicos si se precisan.

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana