Navigation Menu

Alergia a la Navidad, mejor dicho a crustáceos, algunas frutas, frutos secos y hasta al látex

Los crustáceos, las frutas y los frutos secos son los alimentos que con más frecuencia provocan reacciones alérgicas durante las fechas navideñas. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica recomienda no abusar de estos alimentos y adquirir pescados y mariscos con garantía de buena conservación en estas fechas.


" Los casos de alergia se producen con más frecuencia en Navidad como consecuencia del aumento en el consumo de alimentos altamente sensibilizantes como mariscos, pescados, frutos secos y algunas frutas. Las reacciones alérgicas más habituales son las urticarias y angioedema –inflamación cutánea, aunque en otros casos también pueden aparecer anafilaxias, que por su gravedad requieren tratamiento de urgencias. También en esta época son frecuentes las urticarias no alérgicas desencadenadas por la ingestión de alimentos mal conservados –pescados y mariscos- o bien por sumación de varios factores como alimentos, alcohol, especies, analgésicos", explica un experto de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Normalmente las reacciones alérgicas por alimentos aparecen de forma más rápida que las intoxicaciones y nunca dependen de la dosis de alimento ingerida. Según el experto, “las urticarias, aunque suelen ser de rápida aparición, pueden tardar en aparecer hasta 3 horas, mientras que la anafilaxia se desencadena en los primeros 30 minutos.
La SEAIC indica que hay que tener cuidado especial con los frutos secos y frutas, puesto que muchos dulces navideños, como los turrones o el mazapán, poseen estos ingredientes enmascarados entre sus componentes, por lo que antes de ingerirlos, se debe leer atentamente las etiquetas.





El tipo de marisco que produce alergia con mayor frecuencia son los crustáceos, es decir  las langostas, los camarones, los cangrejos, los langostinos, sin olvidar gambas, cigalas, nécoras... Le siguen en frecuencia los moluscos, en donde tenemos los bivalvos, el marisco de concha, (mejillones, almejas, ostras), los gasterópodos (caracoles, bígaros...) y los cefalópodos (calamar, sepia, pulpo). En ocasiones los alérgicos al marisco pueden reaccionar también con algunos pescados. Hay que tener en cuenta que  el marisco cocido mantiene toda su alergenicidad y que el agua de cocción contiene los mismos alérgenos.

El único tratamiento de la alergia al marisco es la dieta de exclusión y en personas muy sensibles se deberá evitar la exposición inhalativa (durante su cocinado). Hay que tener en cuenta que el marisco se encuentra también formando parte de muchos alimentos (sopas, pizzas, paella, rollitos congelados de cangrejo, ensaladas)

Los individuos alérgicos al marisco deberían ser especialmente cuidadosos cuando comen en un restaurante o fuera de casa (fiestas etc). En especial deberían evitar los restaurantes especializados en pescados y mariscos, debido al riesgo de contaminación a que están expuestas las comidas que no se elijan a base de pescado puedan haber estado en contacto con la batería de cocina, encimera, tablas, cazos,  fuentes, espátulas, aceite de cocina, freidoras o parrillas en las que se pueden haber elaborado pescados y mariscos. Además, la proteína de marisco puede ser transportada por el aire durante la preparación y provocar también una reacción alérgica.


Cuidado con el látex


También, las personas alérgicas al látex deben recordar que este alergenos tiene reactividad cruzada con varios alimentos propios de estas fechas, como las castañas, kiwi o el plátano. El látex, uno de los materiales incluido en la fabricación de juguetes, así como los guantes quirúrgicos, industriales y domésticos, puede causar reacción alérgica no sólo por contacto, sino también por la ingesta de algún alimento que haya sido manipulado con guantes de este material. “Los juguetes fabricados con látex pueden ser peligrosos, principalmente, para los niños afectos de espina bífida que con frecuencia se encuentran sensibilizados al látex”.

Por otro lado, las fiestas navideñas se desarrollan en una época del año especialmente fría, de manera que patologías de origen alérgico, como el asma y la rinitis se pueden ver agravadas por los procesos virales propios del invierno. “Por causa de las vacaciones escolares y por el frío, los niños permanecen en casa más tiempo, lo que puede favorecer la exacerbación de la sintomatología, tanto en los pacientes afectados de rinitis como de asma, por causa de ácaros, hongos y epitelios de animales domésticos. También, las reuniones en lugares cerrados (familiares, fiestas) donde habitualmente se fuma empeoran a los pacientes asmáticos.

Tratamiento



Los especialistas destacan que, cuando se conoce el alimento responsable de la reacción, la mejor terapia consiste en eliminarlo totalmente de la dieta. En el momento de la reacción alérgica aguda, el paciente debe acudir al centro médico más próximo para que se le administre el tratamiento más adecuado.

Si la alergia es por metales o cosméticos, lo habitual es que se trate de una dermatitis, de fácil control con sólo evitar el alérgeno, y tratando la zona afectada, por lo que el proceso durará sólo unos 2 ó 3 días. Sin embargo, si el paciente presenta un cuadro urticariforme agudo se debe acudir a la consulta de urgencias. A pesar de todo, una vez controlado cualquier proceso alérgico es recomendable ir al alergólogo, quién establecerá un diagnóstico correcto de la patología.

Consejos y recomendaciones de la SEAIC


1. Si es alérgico a los frutos secos o las frutas, lea detenidamente las etiquetas de los dulces navideños.
2. Si es alérgico a la leche, lea el etiquetado de los patés y embutidos que suelen utilizarla en su elaboración.
3. Evite los maquillajes brillantes, la purpurina o los tintes con metales.
4. Si va a utilizar bisutería, coloque protectores en los pendientes y una sustancia impermeabilizante, como la laca de uñas transparente, en pulseras u collares: No existe la bisutería antialérgica.
5. En caso de reacción alérgica a alimentos, anote detalladamente todo lo ingerido para la posterior consulta con el alergólogo.
6. Si el paciente presenta síntomas graves, acuda rápidamente a los servicios de urgencias.
7. Si su hijo es alérgico al látex, esté atento a los materiales con que estén elaborados los juguetes del niño.

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana