Navigation Menu

Jardiel, un escritor de ida y vuelta, en el Teatro María Guerrero



A punto de estrenarse en el Teatro María Guerrero, una obra a partir de la original de Enrique Jardiel Poncela...Versión y dirección Ernesto Caballero. Funciones: Del 16 de diciembre de 2016 al 8 de febrero de 2017. "Dos horas lúdicas, de risa, relajadas, de evasión de calidad."

Un marido de ida y vuelta fue escrita por Enrique Jardiel Poncela durante el verano de 1939. En ella, Pepe, marido de Leticia, fallece repentinamente durante la preparación de una fiesta de disfraces, no sin antes hacerle prometer al apuesto Paco Yepes que no se casará con la viuda. Paco no cumple su promesa. Dos años después de la muerte de Pepe, durante los tres primeros meses del segundo matrimonio de Leticia, comienzan a producirse sucesos extraños en la casa: la luz se enciende y se apaga, el piano toca solo y un libro de sonetos de Shakespeare cambia de lugar continuamente. El fantasma de Pepe, disfrazado de torero, comienza a hacerse visible para pedir cuentas a la familia sobre la promesa incumplida. ¿Recuperará Pepe el amor eterno de Leticia?




Así comienza la trama de esta farsa en tres actos que el propio Jardiel definía como hija del Humorismo y de la Poesía. Jardiel, un escritor de ida y vuelta revisita la inolvidable comedia del gran renovador del teatro cómico en España con una nueva propuesta en la que la semblanza y vida del propio autor se entrelaza, casi a modo de contrafigura, con las andanzas, obsesiones, manías y querencias de Pepe, Paco y Leticia. Este montaje, de inspiración marcadamente pirandeliana, subraya el marcado contraste entre la pura comicidad de la dramaturgia de Jardiel frente al retrato de sus propios conflictos vitales –el contexto histórico de la España que le tocó vivir, su difícil relación con las mujeres (en cualquiera de sus estados y realidades) o los continuos enfrentamientos con buena parte de la crítica y el público de su época–. Un homenaje, casi un manifiesto a favor de este creador visionario que debiera ocupar un justo lugar entre los más grandes dramaturgos del siglo XX.

MI PROPIA CRÍTICA




Voy a ser breve, pero contundente. Un marido de ida y vuelta, con Cuatro corazones con freno y marcha atrás y varias otras de sus hermanas, está considerada en mi interior como una obra de arte todo lo perfecta que permite nuestra imperfecta condición humana de creadores. Igual que esas otras, fue escrita sometiéndola a un sentido del juicio y a un gusto personales e intransferibles sin pensar para nada ni en el gusto ajeno ni en el ajeno sentido de juicio; razón, tal vez, de sus iguales y ruidosos éxitos.

Un marido de ida y vuelta alcanza justo el punto, altitud y posición artísticos perseguidos en su realización, y -cosa que ocurre con muy pocas obras de arte- tiene padre y madre, como tantas otras de mis comedias. El padre se llama Humorismo, y la madre, Poesía. (Alguna de ellas sale más a la madre, y algunas salen más al padre; pero todas tienen de los dos.)

Humorismo violento, a veces acre y descarnado, a veces ingenuo y bonachón; profundo y superficial; en juego a menudo con las ideas y con frecuencia saturado de gracia verbalista; es decir, humorismo español (comicidad) ciento por ciento, o hundred per cent, para decirlo a la inglesa, ya que Un marido de ida y vuelta ha sido tan plagiado fuera de España. Y poesía universal. Porque la poesía no cambia con las razas ni con los climas.

Enrique Jardiel Poncela 



ENTREVISTA A ERNESTO CABALLERO


Ernesto Caballero presenta y dirige la obra Jardiel, un escritor de ida y vuelta, título que es un claro guiño a Un marido de ida y vuelta, una de las mejores comedias de Enrique Jardiel Poncela. La obra en tres actos está respetada en su totalidad, pero Caballero utiliza el preámbulo y los dos entreactos para crear un juego teatral. En una pirueta pirandeliana los personajes y su creador nos permiten profundizar en los aspectos más polémicos de la vida del dramaturgo madrileño.

¿Por qué te has decidido a representar a Enrique Jardiel Poncela en el Centro Dramático Nacional?

Por varias razones. Por un lado quiero reivindicar, desde el teatro público, la comedia como género.
Hay poco teatro de humor en el repertorio universal de la altura del de Jardiel Poncela y de los humoristas españoles en general. Creo que han sufrido un limbo extraño y probablemente los motivos tienen que ver con elementos externos a la propia creación. Han sido siempre los parientes pobres del canon, y creo sinceramente que esto hay que cambiarlo. Hay que restituirles al lugar que les corresponde.

Así que una razón sería reivindicar la comedia, pero otra muy importante es alabar la figura de Enrique Jardiel Poncela. Creo que se trata de un escritor fuera de serie, de un creador adelantado a su tiempo en muchos aspectos. Pocos como él saben articular los mecanismos del humor, es un virtuoso de la maquinaria teatral y su mirada humorística sobre la condición humana sigue estando vigente.

La versión de la obra es pulcra y respetuosa, pero he introducido algunos añadidos en los que trato de destacar y poner de relieve la propia figura de Jardiel; sus vicisitudes, su peripecia vital, sus contradicciones y su excepcional personalidad. Él fue todo un personaje y ésa es la razón por la que hago que aparezca en un espacio indeterminado, volviendo después de muerto, como dice el título y como hace el personaje de Pepe, al mundo de los vivos. Juego con la idea de que Jardiel regresa a nuestro mundo, al mundo del teatro. La obra se titula Jardiel, un escritor de ida y vuelta y es una versión totalmente fiel de Un marido de ida y vuelta.

¿Por qué esta obra para esta especie de homenaje recordatorio?

Un marido de ida y vuelta es una de las cuatro o cinco piezas que todos los críticos señalan como las mejores de su producción. Es una comedia redonda,  perfecta y ambiciosa en su planteamiento. Creo que debería formar parte del repertorio de los teatros públicos desde hace mucho tiempo. Es cierto que se han hecho muy buenos montajes de Jardiel. Recuerdo Angelina o el honor de un brigadier de Juan Carlos Pérez de la Fuente, Madre (el drama padre), dirigido por Sergi Belbel que se hizo en esta casa y otros. Es posible, por tanto, que la figura de Jardiel se vaya consolidando como uno de los pilares de nuestra comedia y de dramaturgia contemporánea.

Éstas son las razones por las que me he decidido a representarlo, a parte del hecho de que ya como creador, este título te arrastra. Es una maravillosa fiesta teatral, y también tenía ganas de regalarnos a todos momentos de diversión, dos horas lúdicas, de risa, relajadas, de evasión de calidad.

Como hemos dicho la obra es una versión fiel de Un marido de ida y vuelta pero has añadido en el preámbulo y en los entreactos un juego teatral gracias al cual conocemos más la figura del escritor.

La obra empieza con un poema inacabado de los años 50 del autor en el que, ya desahuciado, cuenta cómo pasa frío, penalidades económicas y, a pesar de eso, tiene que hacer el esfuerzo de escribir el chiste que le procura el sustento. Así empieza la obra, con el poema recitado en voz en off. Luego muere y aparece su espectro. Aprovechando los entreactos tratamos también dos aspectos controvertidos de la vida de Jardiel: la política y su relación con las mujeres.

Hablemos primero de su relación con las mujeres.

Dicen que todas las buenas comedias esconden un dolor, una herida. Creo que las de Jardiel se pueden considerar también la sublimación de una persona muy sensible, de una persona que utiliza el humor como defensa. Jardiel vivió situaciones extremas muy dolorosas, tanto en su vida pública como en sus relaciones amorosas. Era una persona apasionada. Su vida personal era una auténtica montaña rusa. Eso lo refleja en sus obras hasta el punto de que declaró que necesitaba estar enamorado para escribir. Leyendo sus prólogos se adivina la importancia que tuvieron las mujeres en su producción.

La obra misma es la metáfora de lo irrecuperable. Es divertidísima, pero existen momentos de nostalgia. Siempre se ha dicho que los terceros actos de las obras de Jardiel son peores, pero en este caso no es cierto; el tercer acto de esta obra es el que da sentido a todo el juego teatral; es el desgarro, la historia de amor imposible, el recuerdo, la nostalgia por recuperar lo que ya pasó.

Entre el segundo y tercer acto es cuando se aborda el tema de la política.

Sí. Por otro lado está su controvertido posicionamiento político. Vamos a acompañar la representación con un Lunes con voz en el que se va a hacer una lectura de un texto de Ramón Paso, su bisnieto, titulado Jardiel en la checa. Cuenta el episodio, desafortunado, en que le requisaron el coche y le retuvieron una noche en una checa. A partir de este hecho tuvo mucho miedo y eso quizá condicionó su posicionamiento posterior. Hemos recuperado textos en los que se puede comprobar que era ajeno a cualquier ideología. Siempre dijo que más que el sí a cualquier movimiento, era una persona del no a los extremismos. Sus obras fueron en muchas ocasiones un gran éxito, pero también sufrió censura, tanto en las comedias, que se vieron recortadas y mutiladas, como en las novelas, que fueron directamente prohibidas. Es más, Jardiel dejó de escribir novelas porque sabía que se las prohibirían.

Pienso que la literatura dramática del siglo XX está afectada por un canon elaborado desde presupuestos fundamentalmente ideológicos. Se han dejado fuera, a veces, figuras imprescindibles, se han tratado de borrar, como si de una cordillera se tratara, los picos más altos por razones ideológicas. Yo me rebelo muchísimo contra esto. Acabamos de presentar un Max Aub, otra figura que creo que había que poner en valor. Jardiel ha sufrido un trato injusto por parte de la crítica literaria por razones básicamente ideológicas, incluso podríamos decir, por rencillas interdepartamentales. Algo parecido pasó con nuestros clásicos, muy enaltecidos durante el franquismo, sufrieron un detraimiento después. Este esquematismo es propio de sociedades que en lo cultural están poco desarrolladas.

Tu versión es, por su formato, un homenaje al teatro, que puede verse incluso en la escenografía.

Sí, efectivamente, la obra tiene un claro elemento pirandeliano. Sucede en un teatro. No hacemos una escenografía descriptiva, sino que aludimos a los espacios (el salón, la habitación), de una manera muy esquemática. Estamos asistiendo a una celebración teatral, y esa es la razón de que se reproduzcan los palcos y la platea del teatro en una magnífica creación de Paco Azorín. Toda la obra se desarrolla en el teatro. Invocamos al fantasma de Jardiel a través del teatro y él invoca a sus personajes a través del teatro. La obra comienza con un maravilloso baile de disfraces. El carnaval como metáfora de la vida. Todo es juego teatral. El juego de la vida y el juego del teatro llevados al escenario.

Enrique Jardiel Poncela (Autor)




Enrique Jardiel Poncela nació el 15 de octubre de 1901. Su padre fue un conocido periodista político, fundador del Partido Socialista y defensor del Krausismo. Llevó a su hijo a la Institución Libre de Enseñanza a la edad de cuatro años. Estudió después en la Sociedad francesa y en el Instituto san Isidro. Su madre fue pintora, con un estilo cercano al impresionismo. Murió en 1917. Su influencia fue grande y su pérdida, a muy temprana edad, un duro golpe para el joven Jardiel.

Su primera obra fue Una noche de primavera sin sueño de 1927. Desde ese año hasta el comienzo de la Guerra Civil estrenó siete obras más: Usted tiene ojos de mujer fatal (1933), Angelina o el honor de un brigadier (1934), Las cinco advertencias de Satanás (1935) y Cuatro corazones con freno y marcha atrás (1936).

Empezó a estudiar Filosofía y Letras durante dos años. Dejó los estudios para dedicarse al periodismo. Comenzó a escribir en ABC, la Nueva Humanidad, la Libertad. En 1922 inició su colaboración con la nueva revista Buen humor y posteriormente con el seminario Gutierrez donde conoció a Miguel Mihura, Edgar Neville o K-Hito, con los que mantuvo desde entonces
una estrecha amistad.

En 1924 fundó la revista infantil Chiquitín. Después de su primer amor adolescente, tuvo múltiples relaciones con mujeres. Con Josefina Peñalver convivió varios años, hasta que ella lo abandonó en 1927 dejándole con la hija que tuvieron juntos, Evangelina. En 1934 conoció a la actriz Carmen Sánchez Labajos, con la que tuvo una hija, Mari Luz, y permaneció hasta el final de sus días, aunque tuvo muchas aventuras esporádicas. Un tema recurrente en sus obras es el amor y el adulterio: Tu y yo somos tres, Un adulterio decente y muchas más. El mismo reconoció que los personajes femeninos de sus obras estaban en muchas ocasiones inspirados en mujeres que había conocido.

Viajó a Hollywood en dos ocasiones en el año 1932 y en 1934, contratado por la Fox Film Corporation como guionista y traductor. Al comienzo de la Guerra Civil fue detenido durante tres días acusado de esconder a un falangista. En 1937 pudo viajar a Buenos Aires donde permaneció hasta 1938 cuando volvió a España y se instaló en San Sebastián.  Acabada la guerra volvió a Madrid donde estrenó muchas de sus obras más conocidas que eran casi siempre éxito de público. Después de 1939 escribió otras veinte obras de teatro. Entre las más conocidas destacamos Eloísa está debajo de un almendro (1940), Los ladrones somos gente honrada (1941) y Los habitantes de la casa deshabitada (1943). Algunas incluso se adaptaron al cine.

En el año 1945 se le diagnosticaron un cáncer. Desde ese año hasta su muerte, su salud y su ánimo fueron debilitándose. Aunque ganó mucho dinero, nunca fue partidario de ahorrar. Gastó en los casinos, especialmente en Montecarlo, lo que inspiró su obra Carlo Monte en Montecarlo y así en los últimos años de su vida tuvo serios problemas económicos.

Murió en Madrid en 1952 a la edad de 50 años. Su hija mandó escribir en su lápida: Si queréis los mayores elogios, moríos. 

Ernesto Caballero (Director)

Ernesto Caballero, director del Centro Dramático Nacional desde el 1 de enero de 2012, ha destacado por igual es sus facetas de autor teatral, director de escena y director de compañía propia. Ha escrito más de veinte obras teatrales. Ha sido durante muchos años profesor titular de Interpretación en la Real Escuela Superior de Arte Dramático y director asociado del Teatro de La Abadía.

Ha dirigido algunos de los mayores éxitos de las últimas temporadas teatrales en Madrid: El señor Ibrahim y las flores del Corán, de Eric-Emmanuel Schmitt (CDN, 2004, por el que obtuvo el Premio Max al texto mejor adaptado); Sainetes, de Ramón de la Cruz (2006); La comedia nueva, de Leandro Fernández de Moratín (2008) y En esta vida todo es verdad y todo mentira, de Calderón de la Barca (2012), las tres en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, o Las visitas deberían estar prohibidas por el Código Penal, sobre textos de Miguel Mihura, estrenada (2006); Presas, de Ignacio del Moral y Verónica Fernández (2007), La colmena científica o El Café de Negrín, de José Ramón Fernández (2010), Doña Perfecta, de Benito Pérez Galdós (2012), Montenegro (Comedias bárbaras), de ValleInclán; Rinoceronte de Ionesco, Vida de Galileo de Bertolt Brecht y El laberinto mágico, de Max Aub (versión de José Ramón Fernández), todas ellas producciones del CDN.

Con la compañía Teatro El Cruce ha puesto en escena, entre otros muchos títulos, Auto, obra que obtuvo el Premio de la Crítica, y La tortuga de Darwin, de Juan Mayorga, estrenada en el Teatro de La Abadía; La fiesta de los jueces, basada en El cántaro roto, de Heinrich Von Kleist, y Santo, en la que compartía la dramaturgia con Ignacio del Moral e Ignacio García May.

En su obra como autor resaltan además títulos como Squash, Retén, Solo para Paquita, Rezagados, Destino desierto, María Sarmiento, Santiago (de Cuba)... y cierra España, Un busto al cuerpo, Pepe el romano, Te quiero.... muñeca, Tierra de por medio.

Como director de escena destacan, además de los citados, sus montajes de El amor enamorado de Lope de Vega; Eco y Narciso de Calderón de la Barca; La ciudad, noches y pájaros, de Alfonso Plou; La mirada del hombre oscuro, de Ignacio del Moral; Querido Ramón, sobre textos de Gómez de la Serna; Mirandolina, de Carlo Goldoni; Brecht cumple cien años, sobre textos de Bertolt Brecht; El monstruo de los jardines, de Calderón de la Barca; Yo estaba en casa..., de J. L. Lagarce; Las amistades peligrosas, de Christopher Hampton, y He visto dos veces el cometa Halley, sobre Rafael Alberti.


También ha recibido el Premio José Luis Alonso, concedido por la Asociación de Directores de Escena, por su montaje de la obra Eco y Narciso, y el premio de la crítica teatral de Madrid al mejor autor de la temporada por sus obras Auto y Rezaga.

REPARTO

EQUIPO ARTÍSTICO






Reparto (por orden alfabético)

Ansúrez Chema Adeva
Sr. Vigil / Filalicio Felipe Andrés
Sra. Vigil / Damiana Raquel Cordero
Elías Paco Déniz
Pepe / Jardiel Jacobo Dicenta
Sigerico Luis Flor
Gracia Carmen Gutiérrez
Paco Paco Ochoa
Etelvina Paloma Paso Jardiel
Leticia / Eloísa Lucía Quintana
Marta/Felisa Cayetana Recio
Cristina Macarena Sanz
Díaz Juan Carlos Talavera
Amelia Pepa Zaragoza
Equipo artístico
Escenografía Paco Azorín
Iluminación Ion Anibal
Vestuario Juan Sebastián Domínguez
Música y espacio sonoro Luis Miguel Cobo
Asesor dramaturgia Ramón Paso
Ayudante de dirección Juanma Casero
Diseño cartel ByG / Isidro Ferrer
Fotos MarcosGpunto
Producción
Centro Dramático Nacional

Chema Adeva (Ansúrez)

Diplomado por la RESAD de Madrid en 1979.
En 1980 forma la compañía de teatro Zascandil y lleva a cabo entre otros
los siguientes montajes: Angélica en el umbral del cielo, de Eduardo Blanco Amor
(dir. Pepe Estruch); Medora, de Lope de Rueda (dir. Pepe Estruch); Sí, quiero,
adaptación de textos de Chéjov y Brecht (dir. Carlos Vides); Los cuernos de don
Friolera, de Valle-Inclán (dir. Carlos Vides); El mal de la juventud, de Ferdinand
Bruckner (dir. Antonio Malonda); Las bizarrías de Belisa, de Lope de Vega (dir.
Carlos Vides); Pareja abierta, de Franca Rame y Dario Fo (dir. Quique Silva); El
visitante, de N. J. Crisp (dir. Carlos Vides); La rumba del maletín, de Antonio
Onetti (dir. Carlos Vides); Un celoso extremeño (adaptación de la novela ejemplar
de Cervantes, dir. Rafa Ruiz); Cándido (adaptación de la novela de Voltaire, dir.
Rafa Ruiz).

Ha participado además en los espectáculos Ynopia (sobre cuentos de
Quim Monzó, con la compañía Fuegos Fatuos, dir. Fernando Romo); Los
enfermos, de Antonio Álamo (Teatro de La Abadía, dir. Rosario Ruiz); Dionisio
Guerra, de Julio Salvatierra (Teatro Meridional, dir. Álvaro Lavín); Tartufo, de
Molière (Fuegos Fatuos, dir. Fernando Romo) y Estrellado, de Javier R. de
Fonseca (Zascandil, dir. Carlos Vides). En el Centro Dramático Nacional ha
trabajado en Falstaff, Los Mácbez, ambas de Shakespeare y dirigidas por Andrés
Lima, Vida de Galileo (Bertolt Brecht, dir. Ernesto Caballero) y El laberinto mágico
(dir. Ernesto Caballero).

En cine ha intervenido en los largometrajes El vuelo del Dragon Rapide
(dir. Jaime Camino); La niña de tus sueños (dir. Jesús R. Delgado); Las huellas
borradas (dir. Enrique Gabriel) y Pájaros de papel (dir. Emilio Aragón), así como
en los cortometrajes La viuda negra (dir. Jesús R. Delgado, ganador de un Goya
en 1992); Big Wendy (dir. Juan Martínez); Capitán General (dir. Arturo Ruiz
Serrano); La lotería (dir. Javier Rodríguez de Fonseca).

En televisión ha participado en las series Policías, Hospital Central, Manos
a la obra, SMS, Cuenta atrás y Águila Roja.

Felipe Andrés (Sr. Vigil / Filalicio)

Licenciado en interpretación por la RESAD, donde se formó con Charo
Amador y Ernesto Caballero. Ha trabajado en teatro en las siguientes obras: El
fantástico Francis Hardy, curandero de Brian Friel; Bodas de Sangre de García
Lorca, El sueño de una noche de verano de Shakespeare, La petición de mano de
Chéjov y Laberinto de Amor de Cervantes, dirigidas por Juan Pastor; Cuando
fuimos dos de Fernando J. López, (dir. Quino Falero); Pacto de estado escrita
y dirigida por Pilar Almansa; Cifras de Mar Gómez González, lectura
dramatizada dirigida por Ainhoa Amestoy; Soledad y ensueño de Robinson Crusoe
de Ignacio del Moral, (dir. David Lorente); Sálvese quien pueda de Eloy Arenas,
(dir. Esteve Ferrer); Frente a frente de Francis Joffo, (dir. Fermín Cabal);
Segundamano de Dulce Chacón, (dir. Ernesto Caballero); La corrupción al alcance
de todos, Las horas contadas, (dir. Víctor Velasco); Las amistades peligrosas de
Christopher Hampton, (dir. Ernesto Caballero).

En televisión ha intervenido en B&B De boca en boca; Luna el misterio de
Calenda; Aida; Amar en tiempos revueltos; Hospital Central; Yo soy Bea; La que se
avecina; 700 euros; Cafetería Manhatta; El show de Cándido y Ankawa.
Ha sido galardonado por los Premios XXIII Unión de Actores y Actrices
como mejor actor secundario de teatro por su trabajo en “El fantástico Francis
Hardy, curandero”.

Raquel Cordero (Sra. Vigil / Damiana)

Licenciada en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, con matrícula
de honor en interpretación. Cantante formada con Julio Pardo, José María Pérez
Bustier, Pilar Tejero, Miguel Tubía y Gema Corredera.
Ha trabajado para la Compañía Nacional de Teatro Clásico, la compañía
del teatro de la Abadía, para el teatro de la Zarzuela, ha sido componente de la
Compañía de Amparo Larrañaga. Ha trabajado a las órdenes de importantes
directores de la escena española como José Luís Alonso de Santos, Gerardo
Malla, Ernesto Caballero, Ignacio García, Gustavo Tambascio, entre otros. Entre
sus trabajos como actriz cabría destacar Mil Clases De Amor, Zanahorias, Obsex@s,
Desnudos, Esta Broma Pesada a la que llamamos Vida buscando su Posible
Trascendencia, Sólovoz y X, el Comienzo, todas estas pertenecientes a Zancada. Un
Busto al Cuerpo, Segunda Mano, Santiago de Cuba y Cierra España, Vallesperpento,
Beltormania y Las Amistades Peligrosas, dirigidas por Ernesto Caballero. La Eterna
Canción, Descubriendo a Mozart y La Familia Bach de Ignacio García. La Discreta
Enamorada y El Burgués Gentilhombre por Gustavo Tambascio. Las Musas, El Dúo
de la Africana, Agua, Azucarillos y Aguardiente, Con Derecho a Cocina, Vida de Ama
de Casa, dirigidas por Angel Walter.

Ha protagonizado como segunda tiple cómica en las zarzuelas más
famosas: El Manojo de Rosas, La Dolorosa, Los Claveles, La Tabernera del Puerto, El
Huésped del Sevillano, La Corte de Faraón, La Revoltosa, La Verbena de la Paloma, El
Puñao De Rosas, La Rosa Del Azafrán y Gavilanes entre otras
Paco Déniz (Elias)

Actor y músico. Licenciado en interpretación en la Real Escuela Superior
de Arte Dramático de Madrid.

En teatro ha trabajado como actor en las siguientes obras: Tomas Moro,
una utopía (dir. Tamzin Townsend); Esperando a Godot, de Samuel Beckett (dir.
Alfredo Sanzol); En la vida todo es verdad y todo es mentira (dir. Ernesto
Caballero); Días estupendos (dir. Alfredo Sanzol); Platonov, de Anton Chéjov y
Madre Coraje y sus hijos, de Bertolt Brecht, dirigidas por Gerardo Vera; La rosa de
papel, de Valle-Inclán (dir. Salva Bolta); La cabeza del Bautista, de Valle-Inclán y
Sí, pero no lo soy, de Alfredo Sanzol, dirigidas por Alfredo Sanzol; Un enemigo del
pueblo, de Ibsen (dir. Gerardo Vera); Risas y destrucción, de Alfredo Sanzol (dir.
Alfredo Sanzol; Don Juan Tenorio, de Zorrilla (dir. Natalia Menéndez); Divinas
palabras, de Valle-Inclán (dir. Gerardo Vera); A vuestro gusto, de Shakespeare
(dir. Tamzin Townsend); La discreta enamorada de Lope de Vega (dir. Gustavo
Tambascio); o Cumpleaños feliz, de Alexis Ravelo (dir. Luifer Rodríguez), entre
otras. Recientemente le hemos visto en Montenegro (Comedias bárbaras) de ValleInclán,
Rinoceronte de Ionesco y Vida de Galileo de Bertolt Brecht, dirigidas por
Ernesto Caballero, Edipo Rey de Sófocles dirigido por Alfredo Sanzol, y El
laberinto mágico (dir. Ernesto Caballero).

En cine ha participado en las películas Del lado del verano, de Antonia San
Juan; A tiro limpio, de Jesús Mora; X, de Javier Marías y El teatro de los vampiros,
de Nacho Reig.

En televisión en series como Abogados, El comisario, Los 80; Amar en
tiempos revueltos, La familia Mata, La que se avecina, Homicidios, Tita Cervera la
baronesa, Amar es para siempre, Vis a vis, Anclados y Sin identidad, entre otros
títulos, así como en el telefilme.

Como músico, ha compuesto bandas sonoras para espectáculos de teatro
como El ladrón de poemas; Demonios y espantapájaros y Risas y destrucción, así
como para programas o series de televisión como; Aquí no hay quien viva; Locos
de la cabeza o La que se avecina. En cine ha participado como compositor en la
película Un rey en La Habana.

Jacobo Dicenta (Pepe / Jardiel)

Nace en Madrid, ciudad donde se forma como actor en la Real Escuela
Superior de Arte Dramático y donde debuta en el teatro de la mano de don José
Tamayo.

Tras su participación en varias obras y su paso por la Compañía
Nacional de Teatro Clásico, obtiene el Premio Unión de Actores 2000 por su
personaje de Mercucio en la versión de Romeo y Julieta que dirige Francisco
Suárez. Tras esto protagoniza, hasta el día de hoy, un buen número de títulos
entre los que destaca Peribáñez y el comendador de Ocaña, nuevamente en la
Compañía Nacional de Teatro Clasico; La Tempestad de Shakespeare dirigida
por Helena Pimenta; El mágico prodigioso y Angelina o el honor de un brigadier,
ambas dirigidas por Juan Carlos Pérez de la Fuente Don Juan Tenorio en Alcalá
de Henares ante veinticinco mil personas dirigido por Juan Polanco y Hedda
Gabler, dirigida por Eduardo Vasco.

Ha protagonizado también un buen número de musicales, el último
Forever Young, el gran éxito de Tricicle que le ha tenido dos años de gira.
Ha participado en varias series de televisión, Isabel (tercera temporada)
Cuéntame, El comisario, Desaparecida…

En cine destaca su participación en Besos para todos, Camarón, ambas
dirigidas por Jaime Chávarri; Lobo de Miguel Courtois y El prado de las estrellas
de Mario Camus.

Luis Flor (Sigerico)

Actor nacido en Castellón de la Plana, se inició como actor cómico en la
ópera Bastian y Bastiana, producida por los Teatros de la Generalitat Valenciana.
En 2001 se traslada a Madrid para perseguir su vocación de actor y continua
formándose en teatro clásico junto a Alicia Hermida y en el género cómico con
maestros como Ernesto Caballero, Aitana Galán y Hernán Gené, con quienes
realiza un intenso trabajo de investigación sobre la comedia. Actor habitual del
Off Madrileño, ha protagonizado espectáculos como La Comedia de los errores de
W.Shakespeare, o El favor de la joven dramaturga Eli Navarro. En el 2016
empieza a co-producir junto a otros artistas los proyectos teatrales.

Carmen Gutiérrez (Gracia)

Tras finalizar la carrera de Derecho, se traslada a Madrid para estudiar
Arte Dramático en la RESAD (Madrid), en la especialidad de Interpretación
Textual.

 Entre sus últimos trabajos en teatro, destacan Cancún, de Jordi Galcerán
(dir. Gabriel Olivares); Dios no tiene tiempo libre y Flores para Sally, ambos con
texto y dirección de Lucía Etxebarría; La larga cena de Navidad, de Thornton
Wilder (dir. Juan Pastor); Bailando en Lughnasa, de Brian Field (dir. Juan
Pastor); Las visitas deberían estar prohibidas por el Código Penal, de Miguel Mihura (dir.
Ernesto Caballero) Sainetes, de Ramón de la Cruz (dir. Ernesto Caballero) y
Tratos (dir. Ernesto Caballero).

En televisión la hemos podido ver en Amar en tiempos revueltos, Mi gitana,
Los misterios de Laura, Cuéntame y El Caso, además de haber aparecido de forma
esporádica en otras series como Hospital Central, El comisario, Cuenta atrás o
Física o química.

En cine ha participado en las películas La soledad (dir. Jaime Rosales), El
mal ajeno (dir. Óskar Santos) y Cándida (dir. Guillermo Fesser) y ha
protagonizado los cortometrajes Página 52 (dir. Raúl Fernández) y Sexteen (dir.
Santiago Samaniego). En 2014, Gutiérrez realizó su primer cortometraje como
directora y guionista, Laisa, al que le han seguido la autoría y dirección de
Spoonface, y la dirección de Reflejadas y Mi mamá me mima.
En su labor como docente, tras dirigir el grupo de Teatro de
la Universidad Ramón Llull de Barcelona, imparte seminarios de interpretación
ante la cámara en el Sindicato de Actores de Zaragoza y cursos de artes
escénicas en el Instituto de Radio y Televisión Española.

Paco Ochoa (Paco)

Licenciado en Filosofía por la Universidad de Granada, ha participado en
más de treinta espectáculos desde 1995. Ha trabajado en innumerables
ocasiones con directores como Ernesto Caballero, Andrés Lima, Emilio
Goyanes, y Joan Font; para el Centro Dramático Nacional, Compañía Nacional
de Teatro Clásico, Animalario, Comedians, Laví e Bel Teatro, y Teatro de la
Zarzuela. Además ha actuado bajo la dirección de Jesús Castejón, Blanca Li,
Miguel Olmeda, Francisco Ortuño, Darío Facal, Danielle Abbado, Vanesa
López, y Pepa Díaz-Meco.

Su versatilidad le ha llevado a trabajar textos de Shakespeare, Calderón,
Cervantes, Chèjov, Lorca, Brecht, Peter Handke, Valle-Inclán, Galdós, Ionesco,
José Ramón Fernández, Federico Fuertes, y Blanca Domenech; teatro de calle,
musicales, clown, bufón, cabaret y monólogos stand-up comedy.
Ha escrito y dirigido tres montajes para la Sala de Teatro El Apeadero, de
la que formó parte hasta 2010, llevando a cabo las funciones de dirección,
producción y programación.

A lo largo de todos estos años ha recibido cursos de diversas disciplinas
interpretativas con profesionales como José Carlos Plaza, Alicia Hermida, Óscar
Gómez, Zbyczek Olkiewicz, Manuel Morón, Carlo Colombaioni, Linda Wise,
Fulgenci Mestres, Esperanza López, Etelvino Vázquez, José Luis Borau y
Mariano Barroso.

En televisión ha trabajado en series como El Príncipe, Apaches, Cuéntame
cómo pasó, La que se avecina, B&B, Seis hermanas, Aída, Hospital Central, Escenas de
matrimonio, Somos cómplices, Ponme una nube, y Arrayán. Y ha sido colaborador
habitual en los late night Vamos que nos vamos, Colgados con Manu; y en el
programa de stand-up comedy Sinceros.

En cine ha trabajado en 23-F, la película, dirigida por Chema de la Peña; y
en Ira, biografía de un asesinato, dirigida por Iker Vélez.

Paloma Paso Jardiel (Etelvina)

Hija de Alfonso Paso y nieta de Enrique Jardiel Poncela, a los catorce
años comienza su trayectoria profesional.

Ha participado en numerosos montajes teatrales en los teatros más
importantes de Madrid, como, entre otros, Tres sombreros de copa (Miguel
Mihura), dirigida por Gustavo Pérez Puig; Picospardo’s (García Mauriño), Eloísa
está debajo de un almendro (Jardiel Poncela), dirigidas por Mara Recatero;
Samarkanda (Antonio Gala), dirigida por María Ruiz; Los gavilanes, dirigida por
Gerardo Malla; Edmond (David Mamet), dirigida por María Ruiz, en el Teatro
María Guerrero; Maribel y la extraña familia (Miguel Mihura), dirigida por Emilio
Hernández; Los habitantes de la casa deshabitada (Jardiel Poncela), dirigida por
Ignacio García; Triller imposible, escrita y dirigida por Ángel García; Galileo
(Bertolt Brecht), dirigida por Santiago Sánchez; La secretaria (Natalia Ginzburg),
dirigida por María Ruiz; Precipitados (Ernesto Caballero, Ignacio del Moral y
Leopoldo Alas), dirigida por Jesús Cracio; Tú y yo somos tres (Jardiel Poncela),
dirigida por Ángel Puggiero; Después de la lluvia, escrita y dirigida por Sergi
Belbel; Bailando en verano (Brian Friel), dirigida por Luis Iturri; Ya van 30 (Jordi
Silva), dirigida por Ángel Yacer; Entre bobos anda el juego (Francisco de Rojas),
con la Compañía Nacional de Teatro Clásico; Por delante... y por detrás (Michael
Fraim), dirigida por Alexander Herold; Noches de amor efímero (Paloma Pedrero),
dirigida por Jesús Cracio.

 En cine, ha participado en películas como Camino, dirigida por Javier
Fresser; Las voces de la noche, dirigida por Salvador García Ruiz; Las ratas,
dirigida por Antonio Jiménez Rico; Eso, dirigida por Fernando Colomo.
 En televisión, formó parte del reparto de Celia, serie para T.V.E. basada
en los libros de Elena Fortún (adaptados por Carmen Martín Gaite) y dirigida
por José Luis Borau. Además, ha colaborado en casi todas las series del
panorama nacional.

Lucía Quintana (Leticia / Eloísa)

Proviene de familia de artistas y debuta en el teatro a los 11 años en La
zapatera prodigiosa de García Lorca. Es licenciada en Arte Dramático por la
RESAD y tiene una extensa carrera como actriz, en la que ha participado en
numerosos montajes en el Centro Dramático Nacional, el Teatro de La Abadía o
en compañías independientes.

Entre sus últimos trabajos cabe destacar Mujeres y Criados de Lope de
Vega con dirección de Laurence Boswell y Rodrigo Arribas; Maribel y la extraña
familia (por la que ha recibido el Premio Ercilla a mejor actriz revelación) y
Woyzeck dirigidas por Gerardo Vera; En la luna y Sí, pero no lo soy de Alfredo
Sanzol; El café de Dan Jemett; Cyrano de Bergerac dirigida por John Strasberg;
Cara de plata dirigida por Ramon Simó; Las bicicletas son para el verano dirigida
por Luis Olmos, Los hermanos Karamazov, dirigida por Gerardo Vera.
En cine ha trabajado en Todas las mujeres de Mariano Barroso y en
televisión en Vis a vis, La que se avecina, Estados alterados: Maitena y Policías, entre
otras series.

Ha sido nominada dos veces a los premios Max y al premio Mayte. Es
medalla de oro de la Diputación de Valladolid por su trayectoria teatral. Ha
dirigido junto con Fernando Sánchez-Cabezudo, el ciclo de piezas de Sanzol
para radio-teatro en el programa Hoy por hoy Madrid de Cadena Ser y el texto
La Petite Blanchard de Inge Martín dentro del proyecto de dramaturgia
internacional 365 Women a Year.

Cayetana Recio (Marta / Felisa)

Joven actriz manchega con una carrera en la que destacan importantes
trabajos teatrales y la apuesta por proyectos audiovisuales innovadores. Ha
formado parte del reparto de Don Carlo de Albert Boadella. Ha colaborado con
Alberto Alonso en La casa de Bernarda Alba, montaje premiado en el festival de
jóvenes creadores de la Comunidad de Madrid y con Íñigo Rodríguez- Claro y
Carlota Gaviño en El valor de las mujeres, espectáculo que obtuvo el premio al
mejor montaje y dirección en el FESTEAF de Rivas Vaciamadrid o La imprenta
de Cervantes de María Velasco dirigido por Sonia Sebastián, entre otros.
Comenzó sus estudios de interpretación en el Laboratorio de teatro
William Layton, y ha ampliado su formación en talleres de investigación con
creadores como Aitana Galán, Pablo Messiez, Hernán Gené y Teatro Grumelot.
También ha estudiado movimiento con el maestro Arnold Taraborelli y Cine en
la escuela First Team.

Ha protagonizado los cortometrajes Los frutos del Edén de Miguel Lozano
y Los lirios de Ferrán Navarro-Beltrán y también tuvo un papel en las series web
60 metros cuadrados de Borja de la Vega y 2045 de Tony A. Rodríguez.

Macarena Sanz (Cristina)

Licenciada en Interpretación Textual por la Real Escuela Superior de Arte
Dramático de Madrid, desde el 2011 ha participado en varias obras de teatro,
entre las que podemos destacar Münchhausen de Lucía Vilanova, dirigida por
Salva Bolta; El inspector de Gogol, dirigida por Miguel del Arco; Maribel y la
extraña familia de Mihura, dirigida por Gerardo Vera; Los desvaríos del veraneo de
Goldoni, con la compañía Venezia Teatro; el taller de investigación del CDN El
laberinto mágico de Max Aub y dramaturgia de José Ramón Fernández, Vida de
Galileo de Bertolt Brecht, ambas dirigidas por Ernesto Caballero.

En el medio audiovisual ha actuado en la segunda temporada de la serie
Isabel y en la serie El incidente que se estrenará en 2016.
Su último proyecto ha sido el rodaje de la película Las furias escrita y
dirigida por Miguel del Arco.

Juan Carlos Talavera (Díaz)

 Comenzó su actividad como actor de teatro, bajo la dirección de Elena
Cánovas, en Comoedia, viaje al mundo de Plauto y La orgía, de Enrique
Buenaventura. Ha interpretado, entre otras, las siguientes obras: Fuera de quicio,
de José L. Alonso de Santos; La noche de Sabina y ¡Que no se entere nadie...! hasta
que pasen las elecciones, de Ignacio del Moral; Locas de amar y Noches de amor
efímero, de Paloma Pedrero, La tortuga de Darwin, de Juan Mayorga; Serafín el
Pinturero, de Carlos Arniches; La decente, de Miguel Mihura; y Usted tiene ojos de
mujer fatal y Los habitantes de la casa deshabitada, de Jardiel Poncela; Misericordia,
de Alfredo Mañas, y Diálogos de fugitivos, de Bertolt Brecht, con dirección de
Manuel Canseco; La asamblea de las mujeres, de Aristófanes; Castelvines y
Monteses de Lope de Vega; No hay burlas con el amor de Calderón de la Barca;
Sainetes, de Don Ramón de la Cruz; Las visitas deberían estar prohibidas por el
código penal, dramaturgia de Ernesto Caballero e Ignacio del Moral sobre textos
de Mihura, …y la casa crecía con dirección de Jesús Campos. Ha participado
también en El diluvio que viene, El carro de la muerte, de Tomás Barrera, Gigantes y
Cabezudos, de Fernández Caballero, y ¡Una noche de zarzuela..!
Ha intervenido en producciones televisivas como Aquí no hay quien viva,
Amar en tiempos revueltos o El secreto de Puente Viejo. También, es autor de dos
textos dramáticos: La balada de la cárcel de Circe y Libertas libertatis.

Pepa Zaragoza (Amelia)

Licenciada en Artes Escénicas por la Real Escuela Superior de Arte
Dramático de Madrid. Ha realizado numerosos cursos y talleres a lo largo de su
trayectoria profesional, de los que destacamos los últimos realizados: Taller
Investigación Medea con Andrés Lima (Teatro de La Ciudad), Técnica Meisner
con Actors (Temple Madrid), entrenamiento Actoral con Jo Kelly, Curso de
interpretación audiovisual con Mariano Barroso, Taller Interpretación
impartido por Claudio Tolcachir (Teatro Español), Talleres sobre Shakespeare
impartidos por Will Keen, Curso de Clown con Hernán Gené y Gabriel Chamé
y Taller investigación con Animalario (Urtain).

En teatro ha trabajado en Vida de Galileo, El laberinto mágico, Rinoceronte y
Montenegro dirigidas por Ernesto Caballero; El retablillo de la Señá Rosita con la
compañía La Pájara Pinta, La prueba (Microteatro), La venganza de don Mendo
dirigida por Tricicle; Argelino, servidor de dos amos dirigida por Andrés Lima; Los
cuernos de don Friolera dirigida por Chema Adeva; Jaques el fatalista y Cómo ser
Leonardo dirigidas por Álvaro Lavín; El encanto de Lugo dirigida por Fernando
Soto; Obremesa dirigida por Pablo Krog (Chile); No es tan fácil de Paco Mir;
Objetos perdidos dirigida por Petra Martínez; Don Juan Tenorio dirigida por
Antonio Guirau; Casa con dos puertas mala es de guardar y El vendedor de cuentos
dirigidas por Javier Veiga; Examen de maridos dirigido por Vicente Fuentes; El
retablo de El Dorado dirigida por Mariano Llorente; Camino de Wolokolamks y La
bella Aurora dirigidas por Eduardo Vasco, y El sueño de una noche de verano
dirigida por Dennis Rafter.

En cine ha intervenido en Las voces de la noche de Salvador García Ruiz y
Los abajo firmantes de Joaquín Oristrell.

En televisión ha trabajado en La tira (protagonista), Cuenta atrás, Doble
vida (Argentina), El joven Neruda (Chile), Robles, investigador y Desalmado Cupido
(piezas Canal Plus).




Horarios:

De martes a sábados, a las 20:30 h.
Domingos, a las 19:30 h.
Funciones accesibles para personas con discapacidad auditiva
y visual
Jueves 12 y viernes 13 de enero

Teatro María Guerrero
C/ Tamayo y Baus, 4
28004 Madrid

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana