Navigation Menu

Eva González... guapísima, de Dolores Promesas



Me encanta este precioso vestido de la línea Dolores Promesas Heaven, con la que la modelo acudió a una presentación de Nespresso. ¿Qué os parece? El color turquesa es uno de mis favoritos, y tengo que confesar que el combinado de tonalidades, las geometrías, todo... me parece espectacular... Claro que el físico de Eva Gónzalez ayuda a lucirlo con elegancia. La fecha de la fotografía fue el 23 de mayo de 2017, en la que todavía no estaba embarazada. Lo lucía con esa gracia andaluza que ella tiene y esa chispa de felicidad en sus ojos.


El vestido pertenece a temporada pasada Dolores Promesas, al verano del 2017, es un vestido de seda y su precio es de 575€. Me resultó tan favorecedor que le pregunté directamente de quién era y ella no dudó en decírmelo... mientras la prensa (incluida yo) y los fotográfos la teniamos rodeada. Repleta de micros, móviles y flashes...





Hoy por hoy, Eva, que fue Miss España en 2003, de 37 años, cuenta ya las semanas para ver la carita a su hijo, que nacerá en marzo de 2018. Popular presentadora de MasterChef, junto a Samantha Vallejo Nájera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez en TVE ha realizado varias grabaciones del programa y ha dicho "que piensa seguir trabajando hasta que el cuerpo aguante".  Casada con el torero Cayetano Ribera en 2015, la pareja vive en Madrid. Y se mantienen en la "dulce" espera del que será su primer hijo. Eva ha dicho que "no quiere para nada que sea torero".





Las fotografías, como te comentábamos son de un evento muy especial. ¿Quieres saberlo? Nespresso inaugura “Distrito 22”: el tributo gastronómico a la ciudad de Madrid a través del café

¿Conoces la firma Dolores Promesas? 



A TODOS MIS AMIGOS

¡Hola! Me llamo Dolores Promesas, un nombre que me va como anillo al dedo y que es una especie de resumen de mi vida. Dolores de nombre y Promesas de apellido. Algunas veces pesa más uno que otro, pero por lo general suelen andar en jaque, componiendo mi personalidad.

Sobre mi nombre he oído de todo: «Es muy original», «Es muy sonoro», «Es muy rotundo», «Es gracioso», «Suena a cantante de copla»... Para ser sincera diré que no es mi nombre real, que me lo inventé yo, y que me bauticé yo misma...


¿Es su verdadero nombre? No. Su nombre es Nube, se los puso su madre, que era muy hippie. En la merecería de su abuelo aprendió a vivir entre retales, botones y madejas de lana. A los 18 años vino a Madrid y un amigo la coló en el backstage de Cibeles, viendo a diseñadores y modelos. Ese amigo la cortó su melena a la andaluza y le dio un nuevo look que hoy es una de sus señas de identidad, con una flor en el pelo.

Más información:  www.dolorespromesas.com

23-5 2017

0 comentarios:

Sígueme en @ wild_ana