Navigation Menu

Flan de limón con chantilly de armagnac by Diego Dato (equipo de Martín Berasategui)




Preparación 45 minutos

Para la crema de limón:

250 ml de nata
250 ml de zumo de limón
8 huevos
250 g de azúcar
2 cortezas de limón verde

Para el Chantilly de Armagnac:

0’5 l de nata líquida
25 g de azúcar en polvo
Los granos del interior de una rama de vainilla, una vez abierta en dos
Un chorro de Armagnac

Para la crema de limón:

Hervir la nata con el zumo.
Blanquear los huevos con el azúcar y las cortezas.
Mezclar todo y poner en un molde que irá al horno, a 120º C durante unos 30 minutos.

Para el Chantilly de Armagnac:

Una hora antes de hacer el chantilly, meter el bol en el congelador, para que esté bien helado antes de empezar a batir. La nata líquida también deberá estar bien fría. Se puede hacer con varillas y a mano o utilizar una batidora.
De una forma u otra, colocar la nata en el bol helado y añadir los granos rascados de vainilla. Comenzar a batir vigorosamente, sin dejar de hacerlo en ningún momento y agitando la mezcla de forma que a la nata le vayan entrando moléculas de aire y vaya espesando, poco a poco.
Cuando la nata tenga la consistencia de un yogur batido, se le agrega el azúcar y el chorro de Armagnac y seguimos batiendo de forma que vaya espesando aún más y adquiriendo una apariencia mucho más esponjosa. Debe tener siempre un color blanco.

ACABADO Y PRESENTACIÓN

Desmoldar y servir tibio. Acompañar con el Chantilly de Armagnac

TRUCO

El espesor del chantilly variará en función al uso que se destine. Para un café irlandés por ejemplo es mejor que sea cremosa, para que se deslice; pero si es para comer con fresas, o para acompañar este flan, mejor que sea mucho más firme.

Saber más:

Más recetas del restaurante Melvin by Martín Berasategui para lo que aún nos queda de #YoMeQuedoEnCasa


Más información



Un plato ideado por uno de los grandes chefs del equipo de Martín Berasategui: Diego Dato, jefe de cocina del restaurante Melvin, destacado recientemente como chef revelación en la última edición de los Premios Gastronómicos Mesa Abierta.

Ubicado en el Club Social del hotel Las Terrazas de Abama, en el sur de Tenerife, hotel que forma parte del grupo My Way Meaningful Hotels, el restaurante Melvin ha sabido hacerse un hueco en el corazón del público local y extranjero desplegando una cocina moderna en la que sus protagonistas son los arroces, los pescados y las carnes a la brasa, e integrando siempre en la elaboración de sus platos, materias primas de proximidad, con guiños continuos a la cocina canaria.

0 comentarios:

Sígueme en @ Doriroga